El Fraude en el Matrimonio después del Noviazgo.

Un problema que se en la Relación Matrimonial o de Pareja, es el Fraude. Millones de Esposas al rededor del mundo se sienten Defraudadas por sus Esposos debido a que dejaron de recibir de sus Esposos: flores, regalos, atenciones y manifestaciones de cariño. Ellas esperaban que después de jurar Amor eterno en el Altar, que sus Esposos siguieran conquistándolas. Descubre el porqué los hombres no saben que tiene que seguir conquistando a sus Esposas. 

Muchas veces Mary al hacer el aseo de su casa se topa con sus recuerdos: Algunas fotos de su Boda donde ella se veía con un rostro radiante, llena de dicha y felicidad. Aquella bufanda que le regaló su Esposo cuando eran Novios, o aquellas postales y cartas de Amor que él le escribía en sus viajes antes de casarse. También guarda muy celosamente su anillo de compromiso con un bello diamante que le recuerda aquella cena tan especial cuando su Amado le prometió Amor Eterno. Mary, con una lágrima en los ojos y con mucha nostalgia, ve que todo eso se acabó. Ya no hay flores, regalos, atenciones, manifestaciones de cariño y ni siquiera una ida al cine o a un café solos. De ser una Princesa llena de atenciones, ahora se convirtió en sirvienta, donde además de tener que ir a trabajar, soportar un Jefe y unas compañeras criticonas, tiene que lavar, planchar, hacer de comer, atender a los niños, ir al mandado, y por si fuera poco, arreglarse y mantenerse guapa para su Esposo, que lo único que sabe hacer cuando llega a casa es preguntar: “¿Qué hay de cenar?”. Mary en su corazón se siente Engañada, Defraudada, que eso del Matrimonio es un Fraude.

Mary tiene mucha razón al sentirse defraudada. No debería de ser así, sin embargo hay millones de mujeres defraudadas al rededor del mundo que esperaban que después de ser conquistadas por sus Esposos que las llevaron al Altar a jurarles amor eterno, siguieran siendo conquistadas continuamente por sus Esposos para sentirse amadas y realizadas como mujeres y entregar su amor como buenas Esposas y Madres. Pero lamentablemente esto no sucede así, y la mayoría de hombres terminan defraudando a las mujeres.

El Diccionario de la Real Academia Española dice: Fraude: Acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete.” Bajo este contexto, los hombres que les llevaron flores, regalos, serenatas, detalles y cariño a sus Novias solo para conquistarlas y lograr casarse con ellas, para después no continuar con esas atenciones en el Matrimonio, literalmente están defraudando a sus Esposas.

Pero realmente el problema no es el Fraude en sí, sino que los Esposos no lo saben y no son conscientes de ello. (Ver Artículo:  “La Inconsciencia el Primer Enemigo a vencer…”).

Existen muchas causas, pero las principales que se dan de manera inconsciente son:

Que la naturaleza masculina es de combate y de conquista, y una vez realizada, pierde todo sentido y atractivo. En el caso del Matrimonio solo se convierte en un Trofeo.

Que de niños, los hombres aprendieron de sus padres como se trata a las Esposas. Si en su infancia el niño no vio que su Papá llenara de atenciones a su mamá, que le llevara flores, que fuera amable y cariñoso con ella, de adulto difícilmente lo hará con su Esposa y solo repetirá el patrón que aprendió de sus Padres en su infancia. Además, tristemente hay casos donde el niño fue testigo del maltrato que Padre le daba a su Madre, y muy probablemente haya aprendido como algo normal, la violencia intrafamiliar y que está bien el maltratar o golpear a las Esposas.

Que de niños no tuvieron un buen modelo a imitar, un mentor en la Familia, la Escuela o la Iglesia que les enseñara como ser un buen Esposo y como tratar a las Mujeres cuando se casaran.

Sucede lo contrario en la Mujer. La naturaleza femenina tiende a la ternura, la compasión, la protección, y además la mayoría de las niñas aprenden de sus madres o abuelas, que la mujer tiene que ser servicial, cariñosa, sumisa y abnegada con su Esposo, por lo que las mujeres están más y mejor dotadas desde niñas para ser buenas Esposas que los niños.

PARA REFLEXIONAR:

Los hombres no saben que son malos Esposos y que están defraudando a sus Esposas porque nunca lo aprendieron, por eso se les debe enseñar. (Leer Artículo de la Inconsciencia).

Anota en tu cuaderno y contesta:

¿Cómo fue el trato de Esposo que tu Papá la dio a tu Mamá cuando eras niña(o)?

¿Qué fue lo que aprendiste de tus Padres del trato que se daban ellos como Esposos?

¿Cómo fue el trato que se daban tus Suegros como Esposos?

¿Qué cosas creeé que tu Esposo(a) aprendió de sus Padres y repite contigo?

PARA ACTUAR:

Leé con tu Esposo este Artículo y el anterior y hagan lo que dicen. (Click aquí para leer el Artículo anterior).

Haz una lista de las cosas por las cuales te sientes “Defraudada” por tu Esposo por el trato que tenía contigo cuando eran Novios o Recién Casados y su trato actual, y otra lista de las cosas que te gustaría que tu Esposo tuviera contigo. Utiliza el Método de: “El 7×7 de la Comunicación” del Blog para hacerlo.

Me gustaría que me dejarás un comentario sobre este artículo que acabas de leer y también cuéntame algo sobre tu principal problema o frustración en tu Relación Matrimonial. YO personalmente estaré contestando tus comentarios.

Gracias.

Pepe.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Fraude en el Matrimonio después del Noviazgo.

  1. nanzota dijo:

    MI MAYOR FRUSTRACION QUE SIENTO PARA CON MI ESPOSO ES QUE SIEMPRE ME HE SENTIDO SOLA PERO MUY SOLA, Y PARA CONSEGUIR COSAS PARA NUESTRO BIENESTAR ECONOMICO Y MEJORAR LA CASA O COMPRARLES COSAS A NUESTRAS HIJAS HE TENIDO QUE HACERLO A ESCONDIDAS.

    • Hola Nanzota:

      Lamento mucho tu situación… es muy triste. Sin embargo, no te sientas mal, estás haciendo lo correcto. En el Matrimonio Católico “se supone” que la Mujer es la Administradora de TODOS los bienes del Hogar, y en la Litúrgia del Matrimonio con el signo de la Entrega de las “Arras” el Hombre se compromenta a darle TODO el Dinero y lo necesario a su Esposa y ella es Responsable de Administrarlo. Parece algo “utópico” pero es cierto y es posible, solo hay que llegar a hacer pequeños acuerdos y que se vayan volviendo hábito.
      Saludos y que Dios te Bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s